El querido David Fincher nunca ha sido un director que pasa por debajo de la mesa. Lo conocerán por películas muy populares como SEVEN, The Fight Club, Panic Room, y las muy alabadas Zodiac, Gone Girl, The Social Network, The girl with the dragoon tattoo y The curious case of Benjamin Button. Inclusive ha triunfado en el mundo de las series con la increíble Mindhunter. (No podía dejar de mencionar ninguna!)

El punto con esta introducción es que cuando David Fincher crea algo nuevo, siempre tendremos el ojo puesto porque su genialidad es digna de seguir.

Y lo nuevo es MANK, una biopic que está ya dando de que hablar, y que curiosamente también los críticos le tienen el ojo puesto para la carrera de los Oscars. Gary Oldman, Amanda Seyfried y Lilly Collins encabezan el reparto de la película que llegará dentro de poco a la plataforma NETFLIX.

De qué trata MANK?

Cuando comenzaron los rumores de filmación, no querían dar muchos detalles del guión ni de la trama, pero ahora sabemos que Mank es una biopic filmada en blanco y negro, que se basa en la vida de Herman J. Mankiewicz, quién fue uno de los guionistas de una de las películas más emblemáticas de la historia del cine: nada más y nada menos de Citizen Kane, de mis favoritas de siempre!

La película está basada en un guión escrito por Jack Fincher, el difunto padre de David Fincher, quién quiso hacer todo lo posible para mantener la esencia de lo que quiso proyectar su padre.

Citizen Kane pasó como una de las mejores películas de la historia, y cómo una de las más complicadas para realizar también: es un eterno debate saber quién escribió realmente el guión!

Pongámonos en contexto: Ciudadano Kane está inspirada en la vida del magnate de la prensa William Randolph Hearst, y consolidó a un joven Orson Welles como uno de los personajes más importantes de la historia del cine. Acto seguido, el magnate hizo hasta lo imposible para que no se estrenara la película y generó muchos inconvenientes en sus años posteriores al estreno.

Los Oscars la nominaron en 9 categorías, y sólo le dieron el Oscar a Mejor Guión original. Ahí es donde empieza la trama: Orson Welles indicó que fue el escritor principal, y trabajo junto con el veterano guionista Herman J. MANKiewicz (ya viste el título de la película de Fincher… o no?)

Herman J. Mankiewicz, además de ser guionista, tenía fama de bebedor y adicto al juego, había asistido a muchas de las fiestas que organizaba el magnate Hearst en Hollywood.

La veterana crítica de cine Pauline Kael publicó en 1971 en The New Yorker una investigación que apuntaba a que fue Herman quien escribió el guion del filme en un centro de rehabilitación alcohólica donde se le encerró para que cumpliera con la escritura del texto.

La crítica Kael aseguraba que, pese a figurar en los créditos, Orson Welles no colaboró en una sola línea, y Charles Lederer, guionista y una de las fuentes de la periodista, insistió en que nunca se recurrió a la Screen Writers Guild para que arbitrase los créditos reales. En cualquier caso, la tendencia del joven Welles al egocentrismo lo llevaba con frecuencia a desdeñar los aportes de sus colaboradores (o es lo que dicen).

Con esta interesante premisa estoy listo para ver lo que nos quiere mostrar Fincher, que de seguro tendrá una dirección impecable, y tiene a sus actores acostumbrados a filmar muchas tomas, porque su lema es: «las primeras tres tomas siempre son un ensayo y filmaré hasta que tenga exactamente lo que necesite». Ya vemos por qué tan impecables sus películas.

MANK, que por cierto la crítica ya vió y alabó, llegará a Netflix el 4 de diciembre después de un estreno limitado en cines a partir del 13 de noviembre.

Por adnauta

Amante del cine, de las películas (buenas y malas) y del cine independiente. No soy un crítico especializado, sólo alguien que disfruta del séptimo arte como tú!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *